ORACION AL ARCANGEL JOFIEL

 

¡Oh! Sabio, radiante, esplendente,

Amado Arcángel Jofiel, nuestras mentes

Y corazones están ávido de penetrar en

Los laberintos insondables, misteriosos de

La sublime ciencia del conocimiento de la

Divinidad, de la potestad, del espíritu del

Señor Dios que nos creó, que nos guía

y nos ama desde la cuna al ataúd.

Tú, amadísimo Arcángel Jofiel, ilumina

Nuestra senda con la luz de la eterna

Sabiduría, líbranos de la amenaza de la duda

Y la incomprensión, nutre nuestro espíritu con

La cuota indispensable de sabiduría que nos

Conduzca seguros al edén prometido a los justos.

Amen.

ACERCA DEL ARCANGEL SAN MIGUEL !!!

El Arcángel Miguel (en hebreo: מיכאל Mija-El, “¿Quién como Dios?“; en árabe: ميخائيل Mījā’īl; en griego: Μιχαήλ Mijaíl; en latín: Michael) es el Jefe de los Ejércitos de Dios en las religiones judía, islámica y cristiana (Iglesias Católica, Ortodoxa, Copta y Anglicana).

Para los hebreos es el protector de Israel y patrono de la sinagoga. La Iglesia Católica lo considera como patrono y protector de la Iglesia Universal. La Iglesia Copta lo considera el primero de los siete arcángeles, junto con Gabriel, Rafael y Uriel. Supuestamente tocará la trompeta el día del arrebatamiento (1° Tesalonicenses 4, 16), y es el encargado de frustrar a Lucifer o Satanás, enemigo principal de Miguel por ser el arcángel de los ángeles caídos o del mal (Apocalipsis 12:7). Por eso, en el arte se le representa como un ángel con armadura de general romano, amenazando con una lanza o espada a un demonio o dragón. También suele ser representado pesando las almas en la balanza, pues según la tradición, él tomaría parte en el Juicio final.

oracion a san miguel:
“San Miguel Arcángel,
defiéndenos en la batalla.
Sé nuestro amparo
contra la perversidad y las acechanzas
del demonio.
Que Dios le reprima, es nuestra humilde súplica;
y tú, Príncipe de la Milicia Celestial,
con la fuerza que Dios te ha dado, arroja al infierno
a Satanás y a los demás espíritus malignos
que vagan por el mundo
para la perdición de las almas. Amén.”

ORACION DEL ANGEL DE LA GUARDA

ORACION

Santo Angel, mi guía celestial,

a quien tantas veces he entristecido

con mis pecados. No me abandones. Te lo ruego.

En medio de los peligros, no me retires tu apoyo.

No me pierdas de vista ni un solo instante, sino que tus

amables inspiraciones dirijan y fortifiquen mi alma,

reanimen mi corazon desfallecido y casi apagado,

porque está sin amor: comunícale alguna chispa de las

           llamas suaves y puras que te abrasan, a fin de que cuando

                                                               llegue el término de esta vida pueda en tu compañía y la

                                                               de todos los Angeles obtener la vida eterna y ver sin cesar 

                                                              a Jesús, amarlo, alabarlo y bendecirlo.

                                                                 Amen.